Conciliación para todos: hombres y mujeres

La conciliación es cuestión de hombres y mujeres. No entiendo por qué cuándo se habla de conciliar la vida laboral y personal la mayor parte de las veces se trata el tema desde el punto de vista de la mujer y pocas veces desde la del hombre. Solo cuando se aborde desde una perspectiva global, y no de género, alcanzaremos la igualdad real y la mujer dejará de estar estigmatizada en el mercado laboral al convertirse en madre.

Un hijo es cuestión de dos, un padre y una madre. Por tanto, cuando hablamos de la conciliación debemos abordar el tema desde la unidad familiar, no solo desde el punto de vista de la mujer, como ocurre la mayor parte de las veces.

En todo lo que leo y escucho son las mujeres las que están tomando el liderazgo de gritar a la sociedad que hay que promover que las empresas permitan la conciliación de la vida personal y profesional, no veo a muchos hombres luchar igual que lo hacen las mujeres. Todos deberíamos querer disfrutar más de nuestros hijos y trabajar para vivir, no vivir para trabajar.

Conciliar trabajo y familia significa pasar más horas con los hijos y, por tanto, asumir mayor responsabilidad en su cuidado y educación. Vaya por delante que hay mujeres que prefieren asumir este rol en mayor proporción que los hombres, por distintos motivos, todos respetables. Pero, en mi opinión, debería ser cosa de dos. Y para ello, los hombres también deben luchar para pedir a las empresas y al sistema conciliar más y mejor.

Conozco a hombres que no han disfrutado del permiso total por paternidad porque no estaba bien visto en sus empresas, bien por los puestos de responsabilidad que ostentaban o por exceso de trabajo en sus departamentos. Y no hace mucho escuché decir a una amiga que no podía pedir a su marido que se cogiera él la reducción de jornada para cuidar al hijo de ambos porque si lo hacía le iba a hundir emocional y laboralmente. Si las mujeres pueden hacerlo, los hombres también.

Conciliación y corresponsabilidad

Conciliación hombres y mujeres

Es imprescindible que los hombres se impliquen en esta lucha de exigir horarios laborales más flexibles, permisos de paternidad más prolongados; que sean ellos los que a partir de ahora también empiecen a solicitar en sus empresas reducciones de jornada o excedencias, y que, además, también demanden el mismo sueldo para hombres y mujeres… A ver si así acabamos de una vez por todas con la dichosa brecha salarial, que, dicho sea de paso, también influye en la conciliación, puesto que si la mujer gana menos creo que es más proclive a pedir la reducción de jornada para que la unidad familiar pierda el menor dinero posible por conciliar.

Por no hablar de lo que implica a las mujeres hoy por hoy y en la mayoría de los casos trabajar con reducción de jornada… una renuncia a promocionar en sus puestos de trabajo y una traba en su carrera profesional (pero esto es para otro post…).

En suma, es necesario favorecer la conciliación para todos y la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos, sino NUNCA habrá igualdad real entre hombres y mujeres. Y una sociedad igualitaria nos beneficia a todos.

You may also like...

Deja un comentario